Comidas y nutrición

Zinc para tu salud

20 de agosto del 2020

El zinc es un mineral que cumple un papel fundamental en nuestro sistema inmunológico. 

También, contribuye a asimilar las proteínas y los carbohidratos y es esencial para el funcionamiento de las enzimas y, por consiguiente, para la producción de energía. Ahora bien, cuando no consumimos suficiente cantidad de zinc, nuestras defensas se debilitan, perdemos el apetito y el cabello y podemos llegar a sufrir diarrea, entre muchas otras desgracias. Por el contrario, cuando nos pasamos de la raya, los radicales libres y sus terribles efectos tienden a multiplicarse. Dada esta realidad, es fundamental mantener el equilibrio: la dosis diaria recomendada de zinc es de 15 mg y puedes encontrarlo en estos alimentos...

Chocolate y cacao en polvo
¡Qué buena noticia para los que nos encanta el chocolate! Una barra de 100 gramos -sin azúcar añadido, claro- contiene aproximadamente 10 mg de zinc, lo que equivale al 65% de la cantidad diaria recomendada. ¡El cacao en polvo no se queda atrás!, 100 g aporta cerca del 40% de la dosis de zinc diaria necesaria para el organismo.

Semillas de sandía secas
¿Sabías que ellas constituyen la fuente de zinc más popular al este de Asia y en Medio Oriente? Estas semillas nos regalan grandes cantidades de este mineral: en 100 g encontramos cerca del 70% de la cantidad diaria recomendada. Se las puede comer crudas, sin cáscara o enteras.

Cordero
La carne de cordero es tierna, deliciosa y,¡nutritiva! 100 g de este alimento contiene hasta el 58% de la ingesta de zinc que necesitamos por día.

Carne de res bajo en grasa
Otra carne que nos aporta zinc es la carne de res o carne de vaca. Eso sí, debemos consumirla en sus cortes magros, bajos en grasa y colesterol. ¿Cuál es su aporte de zinc? En 100 g podemos encontrar hasta el 70% la dosis diaria recomendada.

Maní
De entre los frutos secos, el maní se erige como uno de los alimentos más ricos en zinc. En una porción de 100 g encontramos 22% de la cantidad diaria necesaria de este mineral. Pero, ojo: el maní es muy calórico, así que debes acudir a él con suma moderación. Opta por sus variedades tostadas y libres de sal.

Calabaza y sus semillas
¿Te gusta la calabaza asada como complemento de tus comidas? ¡Enhorabuena!, te alegrará saber que en 100 g de este delicioso vegetal encontrarás cerca del 70% de la cantidad de zinc diaria recomendada para el organismo.

Mantequilla y harina de sésamo
La mantequilla de sésamo, la harina de sésamo y todos los derivados de este alimento son excelentes proveedores de zinc. Estamos hablando de que nos aportan hasta un 70% de la dosis diaria recomendada.

Hígado de ternera
El hígado constituye una gran fuente de zinc, ¡sobre todo si es de ternera! Esta variedad contiene más del 80% de la dosis recomendada. Así que pruébalo con cebolla frita o hierbas.

Espinaca
¡Prepárate pascualinas con más frecuencia!, pues la espinaca es una deliciosa alternativa para obtener todo ese zinc que te está faltando. Para que tengas una idea, en 100 g obtendrás el 5% de la cantidad que necesitas a diario.

Hongos
El zinc también está presente en los hongos blancos y, si los consumes cocidos, ¡mejor! Estarás adquiriendo alrededor del 6% de lo que deberías consumir en un día.

Germen de trigo
Por último, pero no por ello menos rico en zinc, te contamos que el germen de trigo es otro gran contenedor de este mineral. De hecho, en 100 g de germen de trigo tostado tenemos más del 100% de la cantidad necesaria de zinc en un día.

Comentarios

Artículos relacionados

Recibir novedades

Si deseas recibir por WhatsApp noticias y artículos agenda nuestro numero y envianos un mensaje.

094903082

Recibir novedades

Si deseas recibir por correo noticias y artículos envíanos tus datos.

Ver Políticas de uso