Cuidado de la salud

Consejos para comenzar a meditar

19 de marzo del 2020

La primera pregunta que debemos hacernos es: ¿por qué meditar?

La meditación es un proceso mental muy fuerte, en el que nos entrenamos para calmar el ruido, relajarnos, ver la vida como es, fortalecernos para seguir adelante.

Nuestra mente es muy poderosa, como una computadora muy avanzada puede procesar información en todos los niveles y nos hace ser lo que somos. El problema es que también genera demasiado ruido y siempre pide más y más atención.

Con este ruido, lo que hace es tapar los procesos que necesitamos para comprender quienes somos y evita que tomemos responsabilidades por nuestros actos. También se enfoca en procesos divertidos y no nos deja ver hacia adentro.

Meditar entonces es una actividad necesaria, hay que buscar un momento ideal dentro de la rutina, luego solo falta empezar. Para encontrar el tiempo perfecto, hay que experimentar un poco. Algunos prefieren la mañana, después de haber desayunado liviano. Meditar antes de que amanezca es muy atrayente porque no hay ruido y estamos alerta. En la tarde ya estamos cansados por todo el trabajo del día. Otros prefieren la tarde o antes de dormir.

Encuentra el lugar
Si ya encontraste tu hora ideal, es hora de encontrar el lugar. Y no necesitas nada más que tu propia mente. Seguro, un poco de incienso y una música relajante son agradables, pero no indispensables.

Cuida tu postura
Sin duda puedes sentarte en flor de loto, hincado o con piernas cruzadas. Y no tiene nada de malo meditar sentado en una silla. Lo que realmente importa es que tengas la espalda recta y que estés consciente durante tu sesión para que la corrijas. Hay que permanecer rectos durante toda la sesión.

Los ojos van cerrados. Durante las primeras sesiones es muy posible que te dé sueño. Si esto pasa, abre los ojos un poco para que entre luz. Las manos van puestas sobre los muslos y la cabeza un poco inclinada hacia adelante. El maxilar inferior hay que relajarlo y colocar la lengua detrás de los dientes superiores, sin hacer presión.

Comienza con 10 minutos
No necesitas meditar 4 horas continuas. Para empezar a meditar sólo bastan 10 minutos. Se dice fácil, pero 10 minutos dedicados a tu mente, con ojos cerrados, es mucho tiempo. Lo ideal son 20 minutos, pero eso lo alcanzaras después con la práctica. Para medir 10 minutos y que no te preocupes por estar viendo el reloj, usa un despertador.

Disciplina y respiración
Y esta es la parte difícil. ¿Qué hacer con la mente durante la meditación? ¿Cómo domarla? La mala noticia es que calmar los pensamientos que se arremolinan es muy difícil. La buena es que con disciplina y dedicación, se puede lograr. 

Ahora cierra los ojos y sigue estos pasos:

• Pon atención a cada parte de tu cuerpo. ¿Qué sienten tus pies, tus piernas, tus brazos? ¿Sientes frío o calor?

• Pon atención a la gravedad. Nunca has sido consciente de cómo te afecta la ley de gravedad, ¿correcto? Este es el momento. Mientras estás sentado, pon atención a tu cuerpo. Siente cómo la gravedad te ata a la silla. Siente cómo tus hombros caen hacia el suelo.

• Pon atención a la oscuridad. Tus ojos están cerrados y tu mente te presentará mil imágenes. La realidad es que no estás recibiendo luz y de inmediato pones películas del pasado, de cosas por hacer y de relaciones. Si te concentras en la oscuridad y en lo que siente tu cuerpo, la meditación será más fácil.

• Enfócate en la respiración. Siente cómo el aire entra a tu nariz. Localiza el punto donde el aire toca por primera vez tu cuerpo. Normalmente es la punta de la nariz. Inhala, siente cómo se llenan tus pulmones y cómo expulsas el aire. Localiza todo lo que sientas y enfócate en ello.

Minimiza los ruidos
Primero y más importante: apaga el celular. Si vas a tomar en serio la meditación, apaga el celular y todos los distractores.

También sucederá que tu mente, al verse sin estímulo visual, comience a bombardearte de pensamientos. Gentilmente descártalos y regresa a poner tu atención a tu cuerpo. Se trata de un momento de paz para disfrutar.

La meditación es gratis y puede ser practicada por todos. Su finalidad es calmar la mente y hacerte ver hacia adentro. Te vuelve consciente de ti mismo y de tu lugar en el universo.


Comentarios

Artículos relacionados

Recibir novedades

Si deseas recibir por WhatsApp noticias y artículos agenda nuestro numero y envianos un mensaje.

094903082

Recibir novedades

Si deseas recibir por correo noticias y artículos envíanos tus datos.

Ver Políticas de uso