Cuidado de la salud

Tipos de dolor de cabeza y alimentos que ayudan a combatirlo.

19 de mayo del 2021

El dolor de cabeza es sin dudas algo muy molesto. La buena noticia es que en la mayoría de los casos, este malestar se puede solucionar modificando el estilo de vida, incluyendo la dieta. 

El dolor de cabeza puede ocurrir en cualquier región de la cabeza, en uno o ambos lados, focalizarse en una zona o extenderse, ser intenso o leve y continuo, y desarrollarse de forma gradual o repentina. Generalmente se dividen en dos grupos: Uno que son las cefaleas o migrañas, no son el síntoma de una enfermedad subyacente. Otro que son síntomas de una enfermedad que activa los nervios sensibles al dolor de la cabeza. Sus causas pueden ser sinusitis, aneurisma, tumores, intoxicaciones, deshidratación, conmociones o malformaciones.

Ciertos alimentos pueden ayudar a aliviar la tensión muscular en los hombros, cuello, cuero cabelludo y mandíbula que provoca los dolores de cabeza, gracias a sus propiedades antiinflamatorias, analgésicas, y relajantes:

Una dieta con una buena cantidad de ácidos grasos Omega 3 parece disminuir la intensidad y frecuencia de los dolores de cabeza. Incluso existe evidencia científica que compara el efecto del Omega 3 con el ibuprofeno.

Con Omega 3: 
Podes añadir ácidos grasos Omega 3 en la alimentación consumiendo aceite de oliva, palta, frutos secos (almendras, avellanas, o nueces) pescado azul, como atún, salmón o sardina, semillas, como las de lino o chía, y vegetales de hoja verde, como acelga, espinaca o lechuga.

Ricos en agua
La deshidratación es una causa común del dolor de cabeza. Esto se debe a que nuestros órganos necesitan una cantidad adecuada de líquido para funcionar. En el caso específico del cerebro, los vasos sanguíneos pueden dilatarse, es decir, se inflaman y eso causa las conocidas migrañas. Lo expertos aconsejan beber entre 1 ½ y 2 litros de agua al día. También puedes optar por frutas y vegetales ricos en agua para hidratarte, como pepino, espinacas, sandía, melón, duraznos, manzanas, mandarinas, peras, entre otros.

Muchas de estas opciones, también son ricas en nutrientes que ayudan a calmar el dolor de cabeza, ya que favorecen el transporte de oxígeno, combaten la ansiedad y el estrés (factores de riesgo del dolor de cabeza) y regularizan la producción hormonal.

Hierbas e infusiones
Existen diferentes hierbas con propiedades analgésicas que pueden beberse en infusiones para calmar el dolor de cabeza:
Lavanda:
Posee sustancias capaces de contrarrestar el estrés oxidativo causado por la inflamación.

Manzanilla:
Parece ser útil para tratar alguno de los factores de riesgo, como la ansiedad generalizada, gracias a sus efectos relajantes.

Pasiflora:
Rica en nutrientes antioxidantes, antiinflamatorios y que favorecen la oxigenación, como vitamina B12 y C, o magnesio. Por este motivo, se la utiliza desde hace siglos para calmar los dolores de cabeza.

Romero:
Se caracteriza por tener propiedades sedantes, estimular la irrigación sanguínea y actuar como un vasodilatador natural, por lo que se recomienda desde la medicina natural para aliviar los dolores de cabeza.

Tilo:
Ayuda a reducir tensiones, dolores de cabeza e incluso artritis, ya que posee propiedades antiinflamatorias capaces de aliviar los dolores musculares y articulares.

Valeriana:
Inhibe la degradación del ácido gamma-aminobutírico en el cerebro e induce a la sedación y a una disminución de la actividad del sistema nervioso central. Si bien esto es especialmente útil para facilitar el sueño, los expertos creen que puede ayudar a combatir los dolores de cabeza.

Precauciones
Los dolores de cabeza también pueden deberse al abuso de analgésicos, alcohol o café, tener mala postura, sufrir estrés, cambios hormonales o problemas de sueño, y estar expuesto a luces brillantes, olores o ruidos fuertes. Recuerda que si los dolores de cabeza se ven acompañados por confusión, fiebre alta, problemas para ver, comprender el habla o caminar, náuseas o vómitos, y desmayos, deberás consultar a un médico cuanto antes.
No abandones ni modifiques tus medicamentos o tratamientos, consulta siempre primero a tu doctor.

Recuerda, las propiedades medicinales de las hierbas y suplementos también pueden interactuar con los fármacos recetados y con otras hierbas.
Y siempre que hagas cambios en tu dieta hazlo con moderación, que es el mejor camino para sentirte bien.

Comentarios

Artículos relacionados

Recibir novedades

Si deseas recibir por WhatsApp noticias y artículos agenda nuestro numero y envianos un mensaje.

094903082

Recibir novedades

Si deseas recibir por correo noticias y artículos envíanos tus datos.

Ver Políticas de uso