Salud y bienestar

¿Quiénes fueron las pioneras del Taichí en Occidente?

10 de noviembre del 2022

Pocos recuerdan a estas dos mujeres adelantadas para su época, sus vidas extraordinarias y sus esfuerzos por divulgar y acercar los beneficios de este arte marcial en Occidente. ¡Vamos a conocerlas! 

Gerda Geddes (izquierda). Foto cortesía de su hija, Harriet Devlin / Sophia Delza (derecha). Foto cortesía de NY Public Library.


“La noción de una mujer occidental aprendiendo artes marciales chinas no tenía precedentes en aquel entonces (…) ambas concibieron la relevancia del Taichí y sus potenciales beneficios para la salud hace más de cincuenta años, pero eventualmente fueron olvidadas entre las narrativas masculinas de las artes marciales.” 1


Gerda Geddes (1917-2006)


Gerda Geddes. Foto cortesía de su hija, Harriet Delvin. 

Fue la responsable de llevar el Taichí a Inglaterra. Al casarse en 1949 se mudó a China, y allí fue donde descubrió y se formó en este arte marcial que le fascinó. Previamente había estudiado danza moderna y enseguida sintió que eran sumamente compatibles.
 
También se formó en psicología y trabajó con el psiquiatra y psicoanalista Wilhelm Reich, quien animaba a escucharse a uno mismo y encontrar el propio ritmo interno. Geddes trabajaba con el cuerpo humano y el movimiento de una manera integral, considerándolo como un canal de expresión, estaba en la búsqueda de generar algún tipo de ejercicio que funcionara como terapia a través del movimiento.

"Caminando por las calles llenas de niebla de Shanghai en 1949, observó a un anciano chino haciendo movimientos lentos y meditativos en un campo abierto. (…) "Mientras veía tuve una sensación de calor y frío recorriendo mi espalda… y recuerdo que pensé, “Esto es lo que he buscado toda mi vida"." 2

Tuvo gran dificultad para encontrar un maestro, no era muy usual y no estaba muy bien visto que las mujeres tomaran clases de Taichí. Finalmente un amigo le presentó a Choy Hok Peng, quien le dio clases particulares hasta que falleció, posteriormente continuo formándose con su hijo. Cuenta Geddes que el viejo maestro le hizo una prueba antes de aceptarla como estudiante. Tenía que mostrarle una serie de movimientos que había coreografiado, una danza con ritmo y sonido que se tratara sobre cuales habían sido sus primeras impresiones de China. 3

Luego de dos años y medio de formación, vuelve a Inglaterra, y realiza demostraciones en escuelas de teatro a lo largo del país, convencida de su gran valor para la formación de actrices y actores; al principio no tuvo mucho éxito y la recepción no fue la esperada. Hasta que la escuela contemporánea de danza de Londres incorporó sus clases. 


Gerda Geddes. Foto cortesía de su hija, Harriet Delvin. 

 
Pasaron siete años desde su llegada a Inglaterra en los que Geddes practicó individualmente hasta que se sintió preparada y comenzó a enseñar Taichí a otros bailarines, en la búsqueda de incrementar la autoconciencia de sus propios cuerpos.

“Estaba más preocupada por una especie de conexión espiritual a través del Taichí, y ese siempre ha sido mi fuerte punto de interés. En mi propia experiencia personal, este lado del Taichí siempre ha demostrado su eficacia. Muchos de mis alumnos realmente se han encontrado a sí mismos o descubrieron que al trabajar con el Taichí han descubierto otros aspectos de sí mismos que quizás los han hecho más creativos. Acceder a la fuente creativa de alguien me interesa mucho más que saber hasta dónde puedo empujar a una persona.” 4

Geddes se dedicó a la enseñanza del Taichí durante muchos años, hasta sus 84 años. Luego decidió retirarse, porque “sentía que podía enseñar, no enseñando; sino simplemente siendo.” 5


Sophia Delza (1903-1996)


Sophia Delza. Foto cortesía de NY Public Library. 

Nació en Brooklyn, en el seno de una familia artística, su hermana mayor también era bailarina y su hermano cineasta. Ella también fue bailarina y coreógrafa; se dedicó a la danza moderna, al teatro, al cine y a dar clases.    
 
De manera similar a Geddes y en el mismo año, visitó China producto de un viaje de negocios de su esposo. Allí dio clases de danza, fue la primera persona en enseñar danza moderna en las escuelas de danza en China y pronto comenzó ella misma a tomar clases en Shanghai del estilo Wu del Taichí, bajo la enseñanza de una prestigiosa pareja practicante Mah Yueh-liang y Wu Ying Hua.
 
Luego de cuatro años viviendo en China, vuelve a Estados Unidos y se va de gira por todo el país dando conferencias sobre Cultura y teatro chinos.
 
En 1954 dio su primera demostración oficial de Taichí en el MoMA (Museo de Arte Moderno en Manhattan). La misma fue muy exitosa, y producto del gran interés que despertó, Delza impartió clases en lugares icónicos como el edificio de las Naciones Unidas en Nueva York y en el Carnegie Hall, dónde tuvo su propia escuela de Taichí. 
 
En 1960 sucedió otro hito en su carrera, ya que realizó la primera demostración televisada de Taichí en los Estados Unidos, lo cual colaboró enormemente en su popularización.
En 1961 escribió el libro “T’ai Chi Ch’uan: Mente y Cuerpo en Armonía, una antigua forma china de ejercicio para lograr salud y tranquilidad.”, el primer libro en inglés sobre Taichí. 6
Delza continuó dando clases, escribiendo y divulgando el arte del Taichí hasta sus últimos días.
 

Sophia Delza. Foto cortesía de NY Public Library. 
 
"Como bailarinas, tanto Delza como Geddes adoptaron el Taichí como una alternativa y enfoque holístico para la danza y el movimiento (…). En el curso de sembrar las semillas del Taichí en Occidente, sus estudiantes (y los estudiantes de sus estudiantes) ahora enseñan por todo el mundo. Desde el fallecimiento de ambas, la popularidad del Taichí ha crecido, mientras que sus beneficios son apoyados por estudios clínicos. (…) Delza y Geddes fueron exitosas en su visión."
7


Fuentes: 
1- www.vice.com/es/article/z4avg5/las-olvidadas-pioneras-del-tai-chi-en-occidente
2- Ídem. 
3- www.connections-magazine.co.uk/articles/gerdageddes.html
4- Ídem. 
5- Ídem.
6- https://chinesemartialstudies.com/2013/04/26/imagining-the-chinese-martial-arts-without-bruce-lee-sophia-delza-an-american-taiji-quan-pioneer/ 
7- www.vice.com/es/article/z4avg5/las-olvidadas-pioneras-del-tai-chi-en-occidente
 



Comentarios

Por: Florencia Castelar Figera

Administrativa Editorial

Nací en otoño y desde entonces es mi estación favorita del año. Nunca me aburro de aprender cosas nuevas (curiosa incansable) y creo en la importancia de cuestionarnos lo incuestionable. Me dan alegría las cosas simples: escuchar música, cantar, sacar fotos, ver películas, dibujar, leer cuentos y las comidas caseras. Si pudiera elegir un superpoder, sería la capacidad de hablar con los demás animales.... Leer más

Otros artículos de Florencia Castelar Figera

Artículos relacionados

Recibir novedades

Si deseas recibir por WhatsApp noticias y artículos agenda nuestro numero y envianos un mensaje.

094903082

Recibir novedades

Si deseas recibir por correo noticias y artículos envíanos tus datos.

Ver Políticas de uso