Comidas y nutrición

Beneficios de la leche de coco y soja

02 de agosto del 2020

Estas son algunas alternativas saludables que seguramente no tenías en cuenta.

INGREDIENTES:

{"ingredientes":""}

LECHE DE COCO

La leche de coco contiene muchas vitaminas, minerales y electrolitos, incluyendo el potasio, el calcio y el clouro.

La grasa saturada en el coco se compone de ácidos grasos de cadena corta y de cadena media que el cuerpo rápidamente convierte en energía en lugar de almacenar en forma de grasa. Por lo tanto, a pesar de que es alto en grasas saturadas, el coco puede ayudar en la pérdida de peso.

La mitad de los ácidos grasos de cadena media en la leche de coco se componen de ácido láurico, que es anti-viral, anti-bacteriano, anti-microbiano y anti-hongos. La leche de coco puede ayudar a estimular el sistema inmunológico.

La leche de coco es una alternativa libre de productos lácteos para los que son intolerantes a la lactosa o que son alérgicos a la leche animal. Esta bebida también es vegetariana y libre de soya, de gluten y de nueces.

Es conocida por aliviar los síntomas de dolor de garganta y úlceras.

Se utiliza en los productos de cuidado de la piel para hidratar la piel y aliviar la sequedad de la piel y las erupciones cutáneas. También puede ser utilizada en el cabello y en los baños.

LECHE DE SOJA

Hoy en día, la leche de soja es una de las leches vegetales más consumidas, especialmente por ser una opción adecuada en caso de intolerancia a la lactosa, gracias a sus propiedades nutricionales y beneficios más importantes, además de su agradable sabor

La leche de soja se obtiene a partir de la soja y agua, y al igual que la leche de vaca puede ser utilizada para realizar cremas, salsas, batidos… e incluso helados. No obstante, debemos advertir que no se trata de una leche en sí misma, a pesar de que erróneamente tiende a ser considerada de esta forma. Lo más adecuado sería considerar a esta bebida como bebida de soja o jugo de soja.

No en vano, la soja es la única legumbre que tiene todos los aminoácidos esenciales para el cuerpo, por lo que se digiere con facilidad y previene ciertas enfermedades.

Lo más importante es que contiene lecitina, una sustancia que, entre otras cuestiones, evita problemas cardíacos y ayuda a mantener las arterias limpias.

Además, contiene isoflavonas, que son estrógenos vegetales que poseen una acción estrogénica muy pequeña comparada con la de los verdaderos estrógenos corporales. Según se cree, este mecanismo ofrece una acción protectora frente al cáncer de mama en las mujeres.

En lo que se refiere a la osteoporosis, las proteínas provenientes de la soja ayudan a conservar el calcio corporal, contando que además las citadas isoflavonas inhiben el proceso de destrucción ósea.

Estas mismas proteínas son capaces de reducir la velocidad de la oxidación con oxígeno del colesterol, reduciendo asimismo el colesterol y los trigliceridos.

Los ácidos grasos que posee son poliinsaturados (araquidónico, linoleico y linolénico), que son ácidos grasos esenciales omega-3 que no tienen colesterol y cuyo déficit retrasan el crecimiento, y producen enfermedades de la piel y alteraciones nerviosas.

Eso sí, a todas estas propiedades debemos añadir que la soja es una fuente muy buena de aminoácidos esenciales, necesarios tanto para el desarrollo como para el crecimiento. No obstante, como veremos más adelante, no está aconsejado su consumo en niños menores de 5 años.

La leche de soja es igualmente ideal tanto para ancianos como jóvenes, siendo apta para diabéticos, y es perfecta para personas que sean intolerantes a la lactosa. Siempre y cuando sea consumida con moderación y alternándola con otras bebidas vegetales.
Beneficios de la leche de soja

Es una bebida especialmente rica en aminoácidos esenciales, necesarios para el crecimiento y el desarrollo. Se convierte por tanto en una buena opción para niños y ancianos. No obstante, en el caso de la nutrición infantil no se aconseja su consumo en niños menores de 5 años (en caso de ser mayores, lo mejor es consultar al pediatra). Además, es bien tolerada por personas diabéticas.

Además, su contenido en hierro también es ciertamente alto (ver más información en el apartado siguiente), siendo asimismo una fuente realmente buenas de vitaminas del grupo B, especialmente vitamina B6 y ácido fólico.

Eso sí, teniendo en cuenta que posee una cantidad menor de nutrientes (en comparación con los que encontramos en la leche de vaca), lo más aconsejable es alternar el consumo de la bebida de soja con otras leches vegetales (descubre más sobre las leches vegetales), como por ejemplo la leche de avena o la de leche de almendras.




Comentarios

Artículos relacionados

Recibir novedades

Si deseas recibir por WhatsApp noticias y artículos agenda nuestro numero y envianos un mensaje.

094903082

Recibir novedades

Si deseas recibir por correo noticias y artículos envíanos tus datos.

Ver Políticas de uso