Comidas y nutrición

Propiedades de las semillas de chía

04 de mayo del 2020

Llenas de nutrientes, las semillas de chía son saludables por naturaleza y aportan los siguientes beneficios.

Nos otorgan gran cantidad de nutrientes con pocas calorías 

Esta planta crece naturalmente en sudamérica, la chia fue un alimento muy importante para las civilizaciones maya y azteca. Estos pueblos la tenían en gran estima por su habilidad para proveer de energía. De hecho, “chia” en el lenguaje de los mayas significaba “fuerza”, pero, a pesar de su historia, las semillas de chia fueron reconocidas recientemente como un “superalimento”. En los últimos años, su popularidad explotó y son consumidas actualmente por muchas personas que buscan un estilo de vida saludable.

Las semillas de chía contienen:

- Fibra 
- Proteína 
- Grasa (ácidos omega 3) 
- Calcio 
- Manganeso 
- Magnesio 
- Fósforo 

Además, contienen zinc, vitamina B3 (niacina), potasio, vitamina B1 (tiamina) y vitamina B2. 

2 cucharadas de semillas de chía contienen apenas unas 100 calorías. 

Esto la convierte en una de las mejores fuentes de nutrientes del mundo, caloría por caloría. Y lo mejor es que las semillas de chia un un alimento “integral”, generalmente cultivado de manera orgánica, no modificado genéticamente y naturalmente libre de gluten. 

Resumiendo: A pesar de su pequeño tamaño, las semillas de chia están repletos de fibra, proteínas, ácidos grasos omega 3 y varios micronutrientes. 

Poseen alto contenido de antioxidantes 

Las semillas de chia tienen una alta cantidad de antioxidantes. Estos antioxidantes combaten la producción de radicales libres, los cuales pueden dañar moléculas en las células contribuyendo al envejecimiento y a enfermedades como el cáncer. 

Resumiendo: Las semillas de chia son ricas en antioxidantes que ayudan a proteger las delicadas grasas que contiene y poseen varios beneficios para la salud. 

La mayor parte de los carbohidratos que contiene son fibras 
Las fibras no elevan el nivel de azúcar en la sangre, no requieren insulina para ser desechadas y, por ende, no deberían contar como carbohidratos. 

La chia en un alimento amigable con las dietas bajas en carbohidratos. 
Considerando su contenido de fibras, las semillas de chia pueden absorber entre 10 y 12 veces su peso en agua, convirtiendose en gelatinosas y expandiéndose en el estómago. 

Teóricamente, esto debería incrementar la saciedad, haciendo más lenta la absorción de los alimentos y derivando en un consumo menor de calorías. 
La fibra también alimenta a las bacterias beneficiosas en el intestino, lo cual es absolutamente crucial para una buena salud. 
Casi todos los carbohidratos en las semillas de chia son fibras. Esto les permite absorber entre 10 y 12 veces su peso en agua. La fibra además tiene muchos beneficios para la salud. 

Son altas en proteínas
Son una fuente excelente de proteina, en especial para los que consumen poco o ningún producto animal. Además contienen un buen balance de aminoácidos esenciales, y el cuerpo también puede utilizar la proteína que contienen. Las proteínas contienen varios beneficios para la salud, y son el nutriente que más facilita la pérdida de peso. Un consumo alto de proteínas reduce el apetito.
Las semillas de chia poseen alto contenido de proteínas de calidad, mucho más que la mayoría de los alimentos vegetales. Y la proteína puede reducir drásticamente el apetito y los antojos. 

Ayudan a perder peso 
La fibra absorbe grandes cantidades de agua y se expande en el estómago, lo cual eleva la sensación de saciedad y hace mas lenta la absorción de los alimentos. Así, las proteínas en la chia podrían ayudar a la pérdida de apetito. Entonces, cuando se combina con una buena dieta y un estilo de vida saludable, la chia puede ayudar a la pérdida de kilos. 

Ayudan a los huesos 
Las semillas de chia poseen calcio, fósforo, magnesio y proteínas, nutrientes muy importantes para la salud ósea. El contenido de calcio es particularmente impresionante: 18 % de la ingesta diaria recomendada en 2 cucharadas. Gramo por gramo, es bastante más alto que el de la mayoría de los lácteos. Así, las semillas de chia pueden considerarse una gran fuente de calcio para las personas que no consumen leche o sus derivados. 

Causan grandes mejoras en los diabéticos tipo 2 
Un estudio realizado en diabéticos tipo 2 mostró que las semillas de chia pueden bajar significativamente la presión sanguínea y los indicadores de inflamación. 

Son fáciles de incorporar a la dieta 
Aunque no sea un beneficio para la salud, esto también es importante. Las semillas en sí no tienen casi sabor, así que se las puede agregar a prácticamente todo. Además, no necesitan ser molidas como otras semillas, lo cual las hace más fáciles de preparar. Pueden consumirse crudas, dentro de jugos, o ser agregadas a productos horneados. También pueden espolvorearse sobre cereales, yogur, vegetales o platos con arroz. Y por su habilidad de absorber tanto agua como grasa, sirven para espesar salsas e incluso ser utilizadas como sustitutos del huevo en algunas recetas.

La dosis diaria recomendada es de dos cucharadas soperas, unos 28 gramos.








 

Comentarios

Artículos relacionados

Recibir novedades

Si deseas recibir por WhatsApp noticias y artículos agenda nuestro numero y envianos un mensaje.

094903082

Recibir novedades

Si deseas recibir por correo noticias y artículos envíanos tus datos.

Ver Políticas de uso