Comidas y nutrición

8 alimentos para prevenir gripes y catarros

09 de julio del 2019

Estos son tus alimentos aliados en otoño - invierno.

INGREDIENTES:

{"ingredientes":""}

Calabaza: Es uno de los alimentos más beneficiosos para mejorar nuestras defensas. Tiene una elevada presencia de beta-caroteno que, tras ser absorbido por el organismo, se transforma en vitamina A. Ésta es beneficiosa para el sistema inmune, ya que refuerza las defensas y ayuda a prevenir enfermedades, especialmente del aparato respiratorio. Basta con comerla un día a la semana, ya sea en forma de crema, al horno o con arroz, para mejorar las defensas. También es recomendable en caso de resfriados ya que ayuda a eliminar la mucosidad en bronquios, pulmones y garganta.

Mandarina y jugo de naranja: En cuestión de frutas, los cítricos son uno de los grandes aliados del otoño- invierno. Todos hemos recurrido alguna vez al jugo de naranja para frenar el avance del resfriado y hemos salido victoriosos. Pues bien, esta fruta es muy rica en vitamina C, mucho más que la mandarina, aunque ésta aporta grandes dosis de beta-caroteno, provitamina A. Además, tampoco debemos olvidarnos del limón, especialmente cuando ya estamos enfermos. Su poder antiséptico lo convierte en un remedio natural infalible contra la tos y el dolor de garganta.

Huevo: Es un alimento rico en minerales, especialmente selenio y zinc, que ayudan a mantener el sistema inmunológico sano. Existen estudios que señalan que la deficiencia de uno y otro está relacionada con el aumento de gripes y resfriados o el desarrollo más agudo de estas enfermedades.

Ajo crudo: Crudo porque de esta forma no pierde ninguna de sus infinitas propiedades. El ajo es el antibiótico natural más famoso. Es preventivo y también curativo. Incrementa las defensas y mejora la respuesta del organismo ante el ataque de virus y bacterias. Además, sirve para tratar infecciones respiratorias y plantarle cara a la tos. Sus propiedades mucolíticas ayudan a expulsar los mocos en procesos gripales y catarrales.

Cebolla: Su efecto beneficioso es similar al del ajo, aunque cuenta con una ventaja: no pierde las propiedades al cocinarse. La cebolla goza de un gran poder preventivo, del que ya se percataron los romanos y griegos, y que recientemente demostró un estudio realizado por la Universidad de Nebraska. Según los investigadores, el caldo de cebolla (tan utilizado por las abuelas para combatir el catarro) ayudaba a fortalecer el sistema inmunitario y a aliviar la inflamación de garganta.

Manzanilla: Beber manzanilla siempre es saludable, en otoño-invierno lo es especialmente por su poder antitusígeno. Y es que esta infusión, muy recomendable en caso de dolor de estómago, cuenta con propiedades para calmar y aliviar la tos.

Miel: No es ninguna novedad que la miel no debería faltar en nuestras despensas. Porque no sólo tiene un poder curativo, sino que es también preventivo, ya que ayuda a incrementar las defensas. Una cucharada en las mañana es esencial para empezar el día con buena energía.

Legumbres: Al  ser especialmente energéticas son muy beneficiosas para mantener la temperatura corporal en épocas de frío.

Comentarios

Artículos relacionados

Recibir novedades

Si deseas recibir por WhatsApp noticias y artículos agenda nuestro numero y envianos un mensaje.

094903082

Recibir novedades

Si deseas recibir por correo noticias y artículos envíanos tus datos.

Ver Políticas de uso