Cuidado de la salud

Cuidado del rostro

31 de octubre del 2020

Desde tiempos remotos, la apariencia externa ha preocupado tanto al hombre como a la mujer. Inclusive se contaba con numerosos trucos y materiales para realzar ese concepto de belleza preponderante en cada cultura.

Cuidados del cutis:

En la actualidad, se ha descubierto la importancia de aplicar tratamientos naturales de belleza, libres de químicos y sustancias artificiales que pudieran ser, a corto, mediano o largo plazo dañinos. Para hacer un correcto tratamiento lo primero es saber cual es tu tipo de piel

Tipos de piel

Cutis Graso:

La piel presenta los poros dilatados y la apariencia es similar a la cáscara de una naranja. Aun después de lavarla, se siente la capa grasa y se ve brillante. Por lo general presentan brotes de acné, (barros y espinillas). Suelen ser menos arrugadas y las líneas de expresión tardan mucho más tiempo en notarse.

Cuidados y tratamientos:
• Usa productos totalmente libres de aceite, de esta forma evitarás mayor aparición de barros y/o espinillas.
• Lava tu rostro sólo dos veces al día (mañana y noche); si te excedes, puedes estimular la secreción sebácea haciendo que tu piel sea más grasosa.
• Aplica productos que ayuden a balancear tu piel de forma adecuada.

Cutis seco:
Tiene apariencia pareja. El poro es casi imperceptible y no se ve a “simple vista”. Su tono es mate, casi no brilla. Con el frío se resquebraja, fácilmente.

Cuidados y tratamientos:
• Usa productos dermo limpiadores con base grasa, esto hará que tu piel se lubrique.
• Lavarla más de dos veces al día incrementaría su grado de deshidratación.
• Este tipo de piel es mucho más propensa a arrugarse, por lo que se recomienda beber 8 vasos de agua al día.
• Evitar el abuso de alcohol y cigarrillo.

Cutis mixto:
En este tipo de piel existen características de ambas; por lo general la grasa se localiza en frente, nariz y barbilla; y la seca, en mejillas; si este es tu tipo de piel utiliza los productos y tratamiento antes especificados en las áreas localizadas.

En todos los tipos de piel:
Usar una loción antisolar (filtro solar) Ésta debe ser de espectro amplio hecha especialmente para la piel alrededor de los ojos. Al aplicarla (cada dos o tres horas) se debe incluir los párpados superiores e inferiores. Se aconseja usar lociones sin perfume alrededor de los ojos, ya que en algunas personas los perfumes les pueden irritar la piel de esta área.
Utilizar anteojos para el sol y sombreros: En conjunto con la loción antisolar, se debe usar anteojos oscuros para el Sol y sombreros de ala ancha que protejan la piel alrededor de sus ojos lo más posible.
Huir del humo: El hábito de fumar o la permanencia prolongada en un ambiente lleno de humo obliga a entrecerrar los ojos. De allí la importancia de evitar el humo del tabaco para prevenir las patas de gallo.

Tratamiento anti patas de gallo:

Ingredientes: 1 ó 2 zanahorias y 1 cucharada de aceite de girasol.
Modo de aplicación:
En una licuadora se mezcla 1 ó 2 zanahorias rapadas y se agrega una cucharada de aceite de girasol. Se baten los ingredientes. Luego, se aplica en la zona alrededor de los ojos por 10 minutos. Después se enjuaga con agua fresca.

Exfoliante para el rostro:

Ingredientes:
1 taza de azúcar, 1 taza de aceite de oliva ligero, 1 cucharada de jugo de limón.
Modo de aplicación:
Se debe mezclar el azúcar y el aceite de oliva. Posteriormente se debe agregar el jugo de limón. Se debe aplicar con suaves movimientos circulares. Después de cinco minutos se debe enjuagar con agua fresca siempre tratando con suavidad el rostro.

Comentarios

Artículos relacionados

Recibir novedades

Si deseas recibir por WhatsApp noticias y artículos agenda nuestro numero y envianos un mensaje.

094903082

Recibir novedades

Si deseas recibir por correo noticias y artículos envíanos tus datos.

Ver Políticas de uso