Bienestar y tiempo libre

15 minutos de actividad física alarga 3 años la vida

15 de mayo del 2019

Dedicar solo 15 minutos diarios reduce un 14 por ciento el riesgo de muerte y aumenta la expectativa de vida en tres años, según un estudio realizado en Taiwán, encabezado por los doctores Chi-Pang Wen, del Instituto Nacional de Investigación de la Salud de Taiwán, y Jackson Pui Man Wai, de la Universidad Nacional del Deporte de Taiwán.



El ejercicio fortalece, reanima, previene enfermedades y nos hace sentir bien, comienza ahora ¡caminando!

 Cuando una persona hace ejercicio se ve y se siente bien consigo misma. Hacer ejercicio diario es necesario y está comprobado que sirve para:

- Estimular y conservar el cuerpo saludable.

- Fortalecer huesos, articulaciones y músculos. El ejercicio sirve de estabilizador de los huesos y la columna vertebral.

- Mantener el corazón en buena forma y activar la circulación sanguínea, con lo que se incrementa la elasticidad de los vasos sanguíneos, se oxigena mejor el organismo y las sustancias nutritivas se aprovechan al máximo.

- Eliminar las sustancias tóxicas del organismo a través del sudor.

- Aumentar las defensas del organismo ya que el sistema inmunológico trabaja mejor.

- El cerebro se fortalece, porque recibe una mayor irrigación sanguínea y el aporte de oxígeno a través de la sangre, mejora el rendimiento cerebral y con ello la capacidad de reacción, orientación y control.

- Además, el ejercicio físico regula la capacidad para combatir el estrés, ya que al hacerlo se elimina la hormona que lo produce.

- Ayuda a mantener el peso ideal y a quemar las calorías que pueden provocar sobre peso u obesidad y con ello una serie de enfermedades.

- Mejora la digestión, la absorción de nutrientes y la actividad del intestino.

- Ayuda en la prevención de infartos, obesidad, osteoporosis, diabetes, mejora la digestión, los reflejos, el equilibrio, la flexibilidad corporal, el estado de ánimo, el sueño reparador, controla la presión alta, reduce el riesgo de formación de coágulos en venas y arterias.

 

¡Tips para tener en cuenta a la hora de hacer ejercicio!

 
1-¿Cómo me alimento?



Desayuno: antes de correr o de realizar  una caminata, un desayuno  basado en carbohidratos te ayudará a tener energía suficiente para realizar una buena actividad.

Puedes optar por un par de rebanadas de pan con mermelada acompañado de alguna fruta que te guste. Otra opción es tomar una taza de avena con leche descremada, puedes agregarle pedacitos de manzana.

Almuerzo: los carbohidratos son la principal fuente de energía para tus músculos. Los puedes encontrar en alimentos como pastas, arroz, panes, tortillas, frutas, entre otros.


 
2-¿Qué ropa uso?



Calzado adecuado: tu calzado debe ser flexible y tener la talla correcta. Así evitarás cualquier lesión en los pies y en las piernas. Además procura no utilizar por primera vez tu calzado nuevo para realizar grandes caminatas, pueden llegar a lastimarte.

Medias: usa calcetines que estén en buen estado y secos, para evitar posibles lesiones.

Ropa cómoda: lleva ropa que te permita sudar y que resulte fácil de cambiar, también usa accesorios deportivos que te protejan del sol, como gorro y lentes.


 
3- Calentamiento previo



Antes de realizar ejercicio es necesario que realices una buena entrada en calor para preparar tu cuerpo para esta actividad, es por ello que te proponemos que realices esta secuencia ejercicios:

- Primero camina durante cinco minutos de manera suave, luego estira brazos manteniendo la posición 8 segundos.

- Después estira piernas también manteniendo 8 segundos cada posición.

- En tercer lugar camina durante 5 minutos realizando movilidad de piernas y brazos durante la caminata.

- Como último paso a realizar en tu entrada en calor realiza nuevamente los estiramientos ya expuestos ¡y estarás pronto!


 
4- ¡Hidrátate!





Toma 1/2 litro de agua, 15 minutos antes de arrancar; esto garantizará entre  el 70 y 100% de tus pérdidas de sudor durante la caminata y te permitirá hacer ejercicio sin necesidad de ingerir líquido durante.

Al finalizar, hidrátate con agua para reponer las pérdidas  e ingiere algún alimento con carbohidratos de alto índice glicémico, (bebida energética, galletas dulces, pan blanco, fruta), para dejar algo de glucógeno nuevamente en tus músculos y ayude a su recuperación.



Recuerda: Siempre es conveniente consultar al médico antes de comenzar una rutina de ejercicios exigente.
 

 




     
 

Comentarios

Artículos relacionados

Recibir novedades

Si deseas recibir por WhatsApp noticias y artículos agenda nuestro numero y envianos un mensaje.

094903082

Recibir novedades

Si deseas recibir por correo noticias y artículos envíanos tus datos.

Ver Políticas de uso