Cuidado de la salud

10 consejos para estar Joven y Saludable

21 de febrero del 2020

No es necesario invertir en costosos tratamientos, productos o cirugías. Bastaría que diario nos tomáramos uno o dos jugos y tuviéramos, además, ciertos hábitos sencillos para potenciar los efectos enzímáticos de los alimentos.

¿Qué son las enzimas?

Las enzimas son los catalizadores que controlan las reacciones químicas de los organismos vivos, entre otras cosas, aceleran la absorción de oxígeno de proteínas, minerales, vitaminas, etc. que usa cada célula del cuerpo. Las enzimas realizan una labor realmente milagrosa en todos los procesos que necesita realizar el cuerpo para mantenerse vivo.

Cuando perdemos la capacidad de producir las enzimas requeridas, envejecemos y perdemos vitalidad: el pelo se cae, la piel comienza a perder elasticidad, humedad y firmeza, los ojos se ven opacos y sin brillo, los dientes se aflojan y las encías se enferman, todo el organismo en general se vuelve enfermizo y deprimido, y se debilitan severamente los órganos vitales.

Las enzimas son una “energía” indispensable para la vida y se encuentran en la mayoría de los vegetales especialmente crudos, pues las enzimas se destruyen cuando son expuestas al calor (cuando la temperatura excede los 50 grados centígrados). Hay que tomar en cuenta, además, que las enzimas son muy sensibles y pueden ser fácilmente destruidas por agentes irritantes como drogas, vinagre, medicamentos, alcohol, etcétera.

Todas las frutas y los vegetales crudos y frescos contienen buenas dosis de enzimas; los alimentos cultivados de manera artificial, cocinados o procesados, carecen de ellas. Los germinados orgánicos de vegetales como la alfalfa, la soja, el trigo, la cebolla, el amaranto, etcétera, son los alimentos de calidad con más alto contenido enzímático


Absorción de enzimas

Tanto los minerales y vitaminas como las enzimas y demás nutrientes, pueden ser mejor digeridos y aprovechados cuando les ayudamos con pequeños hábitos. Así que después de saber el papel tan importante que juegan las enzimas en el organismo saludable y joven, es necesario también aplicar los siguientes consejos para crear en nuestro organismo un verdadero elixir de la juventud:


1. Duerme y descansa adecuadamente: un organismo tenso y sin el descanso necesario difícilmente aprovechara los elementos nutritivos de los alimentos. Hay que darse tiempos de recreación y descanso, evitar trabajar o estudiar en exceso y saturar la cabeza de información.

2. Cepilla diariamente la piel y mantenla limpia: el cepillado promueve la regeneración celular y ayuda a remover células viejas, toxinas y grasas acumuladas en los poros de la piel. El cepillado, además, estimula la circulación y la oxigenación de la dermis. Esto es indispensable para que la piel pueda lucir siempre fresca y joven.

3. Realiza alguna actividad de alto impacto como nadar, correr pequeñas distancias o algún tipo de baile. La respiración que se lleva a cabo en este tipo de actividades es ideal para estimular y oxigenar eficazmente a todo el organismo.

4. No olvides cada día beber al menos 2 vasos de jugos de frutas y vegetales frescos diariamente. Los jugos son un saludable baño interior que limpian tejidos y revitalizan el organismo entero pues están llenos de enzimas. Es importante que los vegetales y frutas sean variados cada día, que sean frescos y de preferencia orgánicos, libres de pesticidas, hormonas y otras sustancias nocivas y muy irritantes para el organismo.

5. Evita comer demasiados carbohidratos en especial si son refinados. Los panes, galletas pasteles, etcétera. Deben de ir siempre equilibrados con el consumo de verduras crudas.

6. Asegúrate de incluir en su dieta balances adecuados de sodio. El sodio es llamado el elemento de la juventud, y dice el Dr. Jensen que no existe vejez sino falta de sodio. Muchos alimentos contienen sodio de forma natural como: Leche, remolacha, apio, agua, jamón, etcétera.

7. Ayuna de vez en cuando (una o dos veces al mes). El ayuno es ideal para limpiar y restablecer el organismo.

8. Por las noches cena ligero y evita en este momento los alimentos cocinados y azucarados de todo tipo. La hora de dormir es un buen momento para aprovechar al máximo la absorción de los nutrientes que deseamos, así que si cenas una rica ensalada fresca con algún queso fresco o tofu, o alguna fruta, verás que por la mañana te sientes y luces de maravilla. Si consumes cosas demasiado azucaradas o irritantes como el café, tu sistema nervioso se alterara, y no podrás conseguir un descanso adecuado.

9. Prepara alimentos de buen sabor: comer sano no significa privarse del placer de la comida. Cuando uno come con placer y disfrute, el páncreas, el estómago y el hígado se estimulan, y la digestión se lleva a cabo de una manera mucho más eficiente. Así que tomate tiempo para comer despacio y sano, y no olvides halagar tu paladar.

10. Y por último, pero no menos importante, ten pensamientos enfocados en lo que te gusta y en cosas bellas. Los pensamientos negativos, deprimentes y pesimistas son energía lenta y de baja intensidad que absorbe el cuerpo, y que se refleja tarde o temprano en el aspecto de toda la persona, la cual luciría opaca, carente de vida y sin “luminosidad”.





Comentarios

Artículos relacionados

Recibir novedades

Si deseas recibir por WhatsApp noticias y artículos agenda nuestro numero y envianos un mensaje.

094903082

Recibir novedades

Si deseas recibir por correo noticias y artículos envíanos tus datos.

Ver Políticas de uso